María Santísima de Araceli mira a Lucena y los campos andaluces en rogativa por la crisis sanitaria

Ayer, sábado 14 de marzo, cuando daban las tres de la tarde y con el Santuario vacío, un reducido número de miembros de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, provistos de las medidas de seguridad exigidas por las autoridades sanitarias, llevaron a María Santísima de Araceli a la explanada de su ermita para dirigir su mirada hacia hacia los cuatro puntos cardinales del campo andaluz y mirando a Lucena le rogamos la protección que en épocas de peste, hambrunas y sequías profirió a su pueblo.

El vicario episcopal de la Campiña, David Aguilera Malagón, acompañó a la Virgen, le pidió su protección para los lucentinos y vecinos de los campos andaluces y bendijo los campos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0