EL ALCALDE DE LUCENA Y EL PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA INAGURAN LAS OBRAS DE ACCESIBILIDAD DEL SANTUARIO

 

 

· La Diputación de Córdoba ha aportado 90.000 euros a esta actuación a través de dos subvenciones

 

La visita al Real Santuario de María Santísima de Araceli por parte del Alcalde de Lucena, Juan Pérez Guerrero; el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Ruiz Cruz, inaugura  oficialmente las obras de accesibilidad realizadas en la ermita aracelitana.

 

         En la visita realizada junto a representantes de los colectivos de personas con movilidad reducida AMFE y Cota Cero, el presidente de la Diputación Provincial de Córdoba, Antonio Ruiz, destacó que “este lugar tenía que ser un lugar abierto a todo el mundo y para eso tiene que ser un lugar accesible y por eso desde la diputación hemos  colaborado con nuestros recursos para que con esos 90.000 euros se pudiese realizar cuestiones tan importantes como ese ascensor al camarín o todo lo que supone la actuación en materia de accesibilidad en este paraje. 

Así mismo, señaló que la diputación ya realizó el pasado año el asfaltado de la Carretera de subida al Santuario y ahora invertirá en la construcción de un acerado que conecte el acerado de la carretera de la Sierra con el casco urbano.

 

         En su visita, el alcalde de Lucena, Juan Pérez, agradeció la implicación de la Real Archicofradía con este proyecto “porque ha supuesto un esfuerzo considerable y han sabido llevarlo al último extremo” haciendo accesible “un lugar al que vienen muchas personas en peregrinación y también a disfrutar de esta perspectiva visual que es impresionante porque se ven 5 provincias desde este Real Santuario”. Así mismo, agradeció la participación de la Diputación de Córdoba en esta actuación y en cuantas interviene en la ciudad “para mejorar la calidad de vida” de los lucentinos.

 

         El hermano mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Rafael Ramírez Luna, señaló que “devocionalmente era una demanda que teníamos de los hermanos y de los devotos y se ha cumplido ese reto para que los restos humanos de nuestros seres queridos puedan descansar junto a María Santísima de Araceli y además hemos conseguido que el Real Santuario sea totalmente accesible”.

 

 

         Así mismo, Ramírez Luna agradeció la colaboración económica de la Diputación Provincial para sufragar parte de los 410.000 euros invertidos en esta actuación en la que también ha colaborado el Colegio de Abogados con una aportación de 15.000 euros, así como las distintas empresas que han participado en la ejecución del proyecto como es el caso de Mármoles Chacón García que han donado los mármoles utilizados en el columbario y las escaleras.

 

         Por su parte, el arquitecto responsable de la actuación, Manuel Roldán Fernández, explicó el proyecto realizado en dos fases, ejecutando primero la intervención más compleja en el interior del Santuario “que con el ascensor permite un gran anhelo de muchos lucentinos que es poder acceder al camarín de la Virgen sin que haya ningún tipo de barrera arquitectónica”, algo que beneficia a cualquier persona que tenga movilidad reducida o cualquier tipo de lesión. Explicó que como última fase queda procurar que se prohíba el aparcamiento en la zona de la explanada para facilitar el acceso por el recorrido accesible y a las distintas rampas. 

 

Galería fotográfica: Jesús Cañete Fernández

Escribir comentario

Comentarios: 0