1562 - Llegada de la Virgen


..."sitio conocido por el Humilladero". Foto: "Luis Burgos"
..."sitio conocido por el Humilladero". Foto: "Luis Burgos"


En Roma, y dando nombre a la Basílica donde se venera, existe la Imagen de «Santa María in Aracœli» que, juntamente con la de «Salus Populi Romani» es considerada Patrona de Roma. Ambas son antiquísi­mas y se atribuyen a San Lucas La de Aracœli, es considerada la más antigua de Roma y la Basílica que de ella recibe el nombre y en la que tiene su residencia la Orden Franciscana, está junto al Capitolio o Ayun­tamiento de la Ciudad Eterna, Centro Religioso y aún Político de la Roma medioeval.

Esta inscripción recuerda una visión celestial: Hæc est Ara Cæli: Esta es el Ara del Cielo.

Vista dicha Imagen por don Luis Fernández de Córdoba, segundo Marqués de Comares, en ocasión de encontrarse en Roma como enviado especial de Felipe II, concibió la ¡dea, sin duda por inspiración divina, de traer a Lucena una Imagen, copiada de la que contemplaba y que habría de llevar su mismo título.

Encomendó la copia a dos escultores que durante varios días man­tuviéronse encerrados en una habitación sin comunicación alguna con el exterior. Transcurridas varias fechas, sin que de la habitación los jóve­nes escultores salieran se decidió violentar la puerta y ante los ojos atónitos del Marqués y de sus acompañantes apareció la bellísima ima­gen de María Santísima de Araceli. ¿La esculpieron los ángeles? Así viene refiriéndolo la tradición.

Embalada, como inapreciable reliquia, la trajo el Marqués a España, bajo su vigilancia directa. 

En Alicante desembarcó y hacia Lucena vino por Granada. Cuando de Rute a Lucena se dirigía, al pasar por la Sierra de Aras, desencadenose una tormenta que espantó a las caballerías. En el sitio conocido por el Humilladero quedó la Imagen y bajo Ella la

caballería donde era transportada. Inútiles fueron los esfuerzos realiza­dos para levantar a la bestia, viendo en ello don Luis Fernández de Córdoba, señales inequívocas de que María Santísima de Araceli quería ser allí venerada y por eso allí mismo se construyó su primera y provisio­nal Ermita. Ocurría ello el 25 de Abril de 1.562.

Informados en Lucena de cuanto ocurría se organizó el 27 de los citados mes y año lo que pudiéramos llamar la primera peregrinación o romería en honor de María Santísima de Araceli, al frente de la cual iban las Autoridades. En la tarde de ese día, 27 de Abril de 1.562, en­traba en nuestra Ciudad triunfal y procesionalmente, la Bendita Imagen de Nuestra Patrona, que fue colocada en el Altar Mayor de la Iglesia de Santiago.

El 22 de Enero del año siguiente doña Constanza de Jaén establece un censo a favor de la Ermita de Nuestra Señora de Araceli, que habría de ser, con el tiempo, el actual Santuario de Nuestra Señora.

Poco después, el 20 de Abril de 1.563, se erige la Cofradía en honor de María Santísima de Araceli que organiza su primera fiesta el primer Domingo de Mayo, de dicho año.

 

Revista "Araceli" nº 2 de 25-04-1955; páginas 1 y 2