Saludo del Hermano Mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli

Es para mí un grato honor saludar en  nombre de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Patrona de Lucena y del Campo Andaluz, a todas las personas que a través de este medio se interesan y se acercan a la devoción de la Santísima Virgen María en su bendita advocación de Araceli. La imagen de la Virgen de Araceli, de extraordinaria belleza, lleva protegiendo a Lucena y al campo andaluz desde 1562, fecha en la que fue traída desde Roma por don Luis Fernández de Córdoba, segundo Marqués de Comares. Desde ese momento se fragua una gran devoción que se ha venido transmitiendo generación tras generación.

Todos los años, el primer domingo de mayo, se celebran en Lucena las fiestas en su honor, tras bajar en romería desde la Sierra de Aras dos semanas antes, para permanecer en la ciudad hasta el primer domingo de junio.

El resto del año permanece en su Santuario, enclave de inigualable paisaje, donde acuden a diario peregrinos de todas partes para rezar, dar gracias y pedir favores a la Madre Dulce y Buena.

Que Ella y el bendito Niño que porta en su regazo os bendigan y protejan. 

   

Rafael Ramírez Luna

   

Hermano Mayor de la Real Archicofradía